Radio en podcast.

Aquellos que no sean consumidores habituales de Radio, no entenderan como puede ser que alguien pueda descargarse programas de radio a su reproductor de mp3 en formato Podcast.

La idea de partida de la radio a través del podcasting es sencilla: si los usuarios de dispositivos mp3 en general (iPod en concreto) no tienen tiempo de rastrear la Red en busca de contenidos, ¿por que no usar un estándar como el RSS para que lo haga por ti?

El procedimiento es muy sencillo, te apuntas a un sitio que te gusta mediante un RSS y cuando tenga MP3 disponibles y de actualidad (o no dependiendo de nuestros gustos)para bajarse te avisa automáticamente y te los descargas a tu ordenador de forma fácil y directa.

Lo principal al hablar de “radio Podcast” es tener claro que NO estamos hablando de una nueva función exclusiva de los iPod, ni para los usuarios de MacOs, ni iTunes… ni está limitado solo a los usuarios de reproductores Mp3 de ningún tipo. Conviene recordar que además de ser perfectamente legales, estos archivos Mp3 se pueden escuchar en multitud de dispositivos, incluido el PC. La clave es la distribución de esos Mp3. El término podcasting bien podría llamarse “Rssmp3broadcasting” pero sin duda sonaría mucho menos comercial para los usuarios. Hay una función que facilita la inclusión de archivos adjuntos en los RSS, ésta permite lo que conocemos como la radio online.

Hasta ahora la única radio que podiamos consumir a través de la Red pertenecía a las grandes cadenas, las cuales mediante Winamp y los distintos servidores de Shoutcast. Pero el problema de fondo del “streaming”, al margen del ancho de banda necesario para subir esos contenidos y que nos permite poder escucharlos sin cortes ni deformaciones, es la obligación de sintonizar, coincidir en el tiempo con la emisión para disfrutar de un programa.

Los más avispados que utilizan este sistema se saltan alguna de estas limitaciones emitiendo de forma continua un Mp3, logrando una especie de hilo musical en Internet pero se siguen enfrentando al difícil equilibrio entre ancho de banda, límite del número de usuarios y calidad del sonido. Las ventajas de este modelo eran la difusión de cualquier emisora, por modesta que fuera, gracias a los listados de la web de Shoutcast y que animó a los creadores de contenidos a hacer sus pinitos en la radio en Internet. Para evitar los problemas de streaming, también se ha empleado hasta ahora un sistema más sencillo para montarse una radio: simplemente colgar un archivo Mp3 en una página web y animar a los visitantes a descargarlo y escucharlo offline.

La revolución llega ahora de la mano del podcast que añade las ventajas de la difusión por el sistema RSS. La distribución se potencia no sólo por la facilidad de sindicación del formato RSS, sino porque permite la clasificación de “podcasters” (emisoras) en directorios, que nos excluyen de la tarea de verificar si hay contenidos nuevos para bajarlos al ordenador.

Todos estos contenidos se pueden sincronizar con nuestro dispositivo MP3, mediante iTunes, mediante Windows Media 10.

Gracias a todos estos aspectos, una persona que viva en el estrangero puede consumir un programa de radio español, sin tener en cuenta la diferencia de horarios.

(Escrito por Nacho García)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Nacho Garcia, Podcasting, UIC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s